26 de agosto de 2016

Ojalá el capítulo de Steven Universe de esta semana esté tan hecho para ti como para mi.

https://www.youtube.com/watch?v=rds7V5Sxu-4


- ¡Estaremos bien! ¿Me oyes?
- ¡No quería lastimarla! ¡Lo siento! ¡No tuve elección!
- ¡Todo está bien!
- ¡No, no lo está!
- ¡Pero está bien pensar en ello!
- Me siento fatal...
- ¡Eso también está bien! ¡No había otra cosa que pudieras haber hecho!
- No quiero sentirme así...
- Tienes que... Tienes que ser sincero sobre lo mal que te sientes, para que puedas seguir adelante.

...

Te echo de menos.

20 de agosto de 2016

Poema del imán

Yo, de hierro.
Tú, de ferrita,
Del alma mía, imán.
Me juntas, me separas...
Siempre marcas el compás.

Me muestro contento.
¿Quién sabrá del doliente
bajo mi yo de hierro?

Tu no, por supuesto.
Atraes a mi la felicidad
con tu sonrisa de ferrita.

Y cuando te vas,
me llevas contigo.
Siempre. Pues eres
del alma mía, imán.

Ya nunca se si estoy,
o si estás tu por mi.
Me das vida, me matas.
Me juntas, me separas.

Y es que a pesar de todo
(del tiempo y la gente,
y de la distancia que nos separa),
por tu presencia permanente
siempre marcas mi compás.

Yo, de hierro.
Tú, de ferrita,
Del alma mía, imán.
Me juntas, me separas...
Siempre marcas el compás.
No me olvido de ti

16 de agosto de 2016

Es curioso lo raro que me resulta sentirme completamente solo

6 de agosto de 2016

Porque te lo debo

Te debo un abrazo.
Te debo un beso.
Te debo un viaje de metro
y volver a Pazo.

Te debo un churrasco.
Te debo un concierto.
Te debo aún ese relato,
no me escaqueo.

Te debía contarte
una vida juntos...
Ahora debo explicarte
por qué ya no la busco...

Y de tanto que te debo
no puedo pagarte...
Se que nada de lo que tengo
puede compensarte.

Si pudiera te daría
estrellas y cielo...
Pero solo con palabrería
no suplo el daño hecho...

Te debo un viaje.
Te debo una sonrisa.
Te debo pensarte cada día
y un baile de traje.

Te debo la bienvenida.
Te debo mil partidas.
Te debo una Galipizza
y otras muchas comidas.

Y perdona si te debo
un novio ilusionado...
Te juro que eso no quise
llevarlo prestado...

Y de tanto que te debo
no puedo pagarte...
Se que nada de lo que tengo
puede compensarte.

Quise esas promesas
tener a buen recaudo...
Ahora solo pienso en cada veintinueve
que te he robado...

Te debo una ducha.
Te debo un "nos vemos".
Te debo juntar nuestro dinero
y compartir una hucha.

Te debo muchas caricias.
Te debo un techo.
Te debo una clase de química
y un amor bien hecho.

Un regalo, una peli y un polvo
a mi cuenta, camarero...
No olvide una mirada a sus ojos
seguida de un te quiero...

Y de tanto que te debo
no puedo pagarte...
Se que nada de lo que tengo
puede compensarte.

Y si las deudas me fías,
ahora si te prometo...
Estaría aquí toda la vida
como amigo sincero...

Porque te lo debo.