30 de diciembre de 2014

Soñando con espejos

Tener temor y angustia
por ver lo que me encuentro:
¿bendición o maldición?
Soñando con espejos...

Me revuelvo, inquieto:
da igual a donde mire.
Por muchas vueltas que de
siento temor y angustia...

Pero se me escapa.
Mirada entre los dedos,
una curiosidad morbosa
por ver lo que me encuentro.

Mas vuelvo a engañarme.
No quiero verlo...
¿Y si es bueno...?
¿Bendición o maldición?

Y aquí ando, perdido,
sin mirar ni marcharme,
confuso por mil reflejos,
soñando con espejos...

Tener temor y angustia
por ver lo que me encuentro:
¿bendición o maldición?
Soñando con espejos...

18 de diciembre de 2014

Carta a un recién nacido

Querido niño:

Hoy no importa tanto mi nombre como el tuyo, pues hace escasos momentos tu reloj se ha puesto en marcha. Has nacido. Has llegado y has sido entregado a una madre exhausta, y a un padre preocupado. Te has convertido en una persona mas de este enorme mundo. Y eres pequeño y blandito, berreas aun cuando te hacen mimos, y a veces no dejas de llorar... Pero eres. Y eso te hace muy especial.

El lugar al que has llegado es frio y calido, acogedor y hostil, lleno de las mas fantásticas y terribles posibilidades. La gente aqui sufre y se alegra. Grita de dolor y alegria, de rabia y felicidad. Hacen de heroes y villanos. Y viven. Viven como tu vives...

Querido niño, tu mirada encoge mi corazón. Tu mirada de bebé, limpia. No tienes los destellos de cristal que tienen los que han vivido ya los avatares de la vida. Tus ojos muestran un alma lisa y uniforme, sin las perturbaciones de lo mundano. No es inocencia lo que veo... Es algo mucho mas primitivo. Una tabula rasa. Porque, querido niño, llevas tan poco en la tierra que aun eres tu mismo, sin las circunstacias que te rodean...

Querido niño, me pregunto como seran tus ojos cuando crezcas. Y creeme que me alegra y me aterra pensarlo. Tan pequeño y tan indefenso en un mundo tan voraz, tan hambriento... Pero eres una persona, y eso te llena de tantas posibilidades que, sin ti, querido niño, el mundo no podría ser el mismo...

Porque, querido niño, quisiera cuidarte. Porque te sentirás perdido y solito, tendrás hambre y frío, te tratarán mal quienes deberian amarte...

Pero no, me digo. La vida nunca es tan aberrante. Porque ya hay quien te vigila, quien te guía y te mima, te da de comer y te abriga, y te quiere sin esperar nada de tu parte... Porque hasta la persona más deleznable tiene manos amigas que buscan ayudarle...

Me quedaría más tiempo a hablarte, querido niño, pero he de ausentarme. Te beso la frente con cariño, y me despido, pues te llama tu gente, los que saben cuidarte. Pero si me permites la atrocidad de dejar una muesca en tu corazón, la primera de tantas que vienen, que sea por una buena razón...

Hagas lo que hagas, querido niño, se feliz siempre.

Sinceramente tuyo,


Alguien que vive, como tú.

8 de noviembre de 2014

En cuanto te sea posible, y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas...

4 de noviembre de 2014

Poeta de barra de bar

Las miradas de la gente dejan la mia desnuda,
pues en sus temores veo yo todas mis dudas...
Quien me queda, quien se ha ido, quien se justifica...
Quien por pasar desapercibido se va sin dejar propina...

Y es que a veces soy ese extraño humilde camarero
que enjabona con historias y aclara con recuerdos.
Que por trapo seca el vaso con amores perdidos
y de los demás oye esas historias de libro.

Y me pierdo en relatos de otra telenovela
de otros personajes haciendo la misma escena.
¿Qué sería de todos aquellos que se dicen originales?
Y sonrio pensando que mis percales son iguales.

Al final he vivido la vida entera en dos ocasiones:
una por mi parte y otra por toda esas canciones.
En la barra por dos duros escuché culebrones,
y en el camino fui el duro que echo los lagrimones.

Asi pues y con perdones, sigo hacia mi destino...
Que no es mas que pasar de barman a cliente cretino.
El que llega con su vida por honroso emblema
Y se va del garito sin saber las que se deja...

1 de octubre de 2014

Desiderata trigésimo octava: Dios

Por eso debes estar en paz con Dios...

¿Por qué el orden del mundo?
¿Por qué son las cosas?
¿Por qué existo?
¿Por qué?

¿Soy un conjunto de circuitos?
¿Una afortunada casualidad?
¿O quizá desgraciada?
¿Por qué?

¿Soy un ser medio divino?
¿Hay algo eterno en mi?
¿Algo que trascienda?
¿Por qué?

¿O se acabó en el nicho?
¿Vivo para no ser?
¿Tiene final?
¿Por qué?

¿Quizá sea un lúcido vaticinio?
¿Una sombra imaginada?
¿Algo que recordaba?
¿Por qué?

Y sigo sin saber por qué todo marcha como debe...

Por eso debo estar en paz con Dios...

30 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo séptima: todo marcha como debiera

Indudablemente el universo marcha como debiera...

¡Para! ¡Detente! ¡Horror!
¿No ves tu craso error?

¡No sigas! ¡Quieto! ¡Espera!
¿No ves que se desespera?

¡Agh! ¡Y sigue! ¡No para!
¿No ves que metes la pata...?

Y me enfada y angustia
ver los fallos ajenos.
Ajeno a su situación...
Ajeno a una solución...

Mas no ajeno al tormento,
a las funestas consecuencias,
a los negros pensamientos
que avecinan nubes negras...

Pero nada es tan terrible,
y todas las crisis se superaron
como debiera yo el dramatismo
algún día, dejar de lado.

Por eso lo mejor es no pensarlo:
si no puedes controlarlo,
sea o no claro...

Indudablemente marcha como debiera...

29 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo sexta: claroscuro

Y sea que te resulte claro o no...

Y abro la boca y me equivoco.
Me empeño y no tengo razón...
Y a veces creo estar loco
por no ver la equivocación...

Censuran mi comportamiento...
Y lo intento, de verdad lo intento,
pero no soy capaz de entenderlo...
No quiero actuar contra lo que siento.

Y es por eso que me atormento...
Por dudar de que es lo correcto,
y no saber que hacer al respecto...
¿Se me exige el ser perfecto...?

Respira, suspira. ¡Para!
Nadie puede obligarte a nada...
¿Acaso alguien te amenaza?
Míos son mis actos y palabras...

Tengo derecho a existir...
Por mucho que me diga lo contrario...

Me resulte o no claro...

28 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo quinta: tienes derecho a existir

Tienes derecho a existir...

Porque tienes vida.

Tienes derecho a existir...

Porque cuenta lo que predicas.

Tienes derecho a existir...

Porque conoces nuevas salidas.

Tienes derecho a existir...

Porque creas nuevas vías.

Tienes derecho a existir...

Porque eres una auténtica maravilla.

Tienes derecho a existir...

Aunque nadie te lo diga.

Tienes derecho a existir...

Aunque otros te maldigan.

Tienes derecho a existir...

Porque como tú no habrá otro en el planeta.

Tienes derecho a existir...

Porque hay gente que espera tus respuestas.

Tienes derecho a existir...

Porque alguien te busca con franqueza.

Tienes derecho a existir...

Porque quien te quiere quiere que seas.

Tienes derecho a existir...

Por lo que serás cuando crezcas.

Tienes derecho a existir...

Al igual que los árboles y las estrellas.

Tienes derecho a existir...

Porque te entiendo...

Tienes derecho a existir...

27 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo cuarta: no menos...

No menos que los árboles y las estrellas...

Y el mundo gira inexorable...
Y a veces quiero detenerlo,
y grito de frustración sabiendo
que nada que haga puede pararle...

¿De qué sirve mi desgaste?
Soy diminuto e indefenso,
inofensivo, quizá molesto,
un niño entre gigantes...

¿Acaso mis acciones son importantes...?

Aunque desde otro lado...
Una mariposa creó un tornado...
Quizá usando su efecto,
el mundo se vea cambiado...

La clave está en hacer cosas grandes
hablando de cosas quizá irrelevantes.
Hacer los cambios globalmente
empezando en lo circundante...

Y quizá, con mis pequeños esfuerzos
por hacer del mundo un lugar mejor,
pueda desencadenar algo complejo
que supere con creces a su creador.

Aunque no lo creas, eres relevante:
del universo, eres una única parte...

No menos que los árboles y las estrellas...

26 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo tercera: uno más

Tú eres una criatura del universo...

¿Y si yo pereciera...?

¿Qué pasaría si yo muriera?

Los pájaros seguirían cantando,
las nubes llorarían sus penas,
el sol sonreiría brillando
a las pequeñas flores coquetas.

Los ríos seguirían fluyendo,
hacia los mares que riegan.
Esos árboles que me precedieron
verán como mi cuerpo entierran...

¿Qué soy yo para el cosmos?

Con suerte, un grano de arena...

Un átomo desdichado,
sabedor de su pobreza...

Una lágrima llorada,
que al secar se ha olvidado...

Un leve estremecimiento
en medio de un tornado...

Mas precisamente por eso...
Por ser menos que un verso...
En el poema llego a ser algo.

Es lo que es conmigo,
al igual que fue y será sin mi,
y aunque pueda seguir siendo,
sin mi, no será lo mismo...

Porque soy pequeño y olvidable,
al igual que cualquier otro ser,
al igual que cada espíritu
de los que pueblan la naturaleza.

Porque a cada momento...
Ojos se abren y se cierran...

Me sonrío a mi mismo,
y mi grandiosa insignificancia...

Risa.

Me consuela

Soy una criatura del universo...

25 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo segunda: eres bueno

Sé benigno contigo mismo...

Aunque fallo, y no lo niego,
me equivoco y no mantengo
lo que una vez te prometí...

Aunque trastabilleo y toco
con mis pies el negro fondo,
aún tengo algo que decir...

Que aunque falle mil veces,
mi intención superó con creces 
lo que con mi vida quise repartir...

Y que aunque sea muy torpe
un grande y tonto fantoche
por el bien siempre quise decidir...

Pues quien no se cae no crece
y quien nunca se estremece
no sabe que significa vivir.

Se disciplinado con tus sentimientos
y por tus acciones no busques castigo...

Sé benigno contigo mismo...

24 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo primera: ¿disciplina?

Sobre una sana disciplina...

Me levanto a las ocho
y me ducho con calma,
desayuno lo de siempre,
salgo con las pilas cargadas.

Mañana de quehaceres,
pero la comida reposada
con gente con la que hablar
de los avatares de la jornada.

Una tarde productiva
de tareas y ocio colmada,
también de reflexiones
que hagan crecer mi alma.

Y cuando llega la oscuridad,
una cena más frugal,
y un paseo entre farolas
con compañía animal

Me miras con reproche:
es mentira lo que digo,
pues por horarios y gusto
siempre hago trasnoche.

Mi vida transcurre en compañía
y tratando de evitar la fatiga...

Sin una sana disciplina...

23 de septiembre de 2014

Desiderata trigésima: temores

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad...

El niño que en su habitación llorar
temiendo al monstruo que le coma,
y el adulto que mira desconsolado
las facturas que su sueldo agotan,
o el trabajador que exhausto
ve que su jornada no le llega,
al igual que aquel que aislado
el conocer nueva gente le aterra...

Fuerte es el alma que nos habita
si fuerte es el cuerpo que la rodea,
mas si uno de los dos fallara,
todo el conjunto tendrá esa mella,
exhausto del camino costoso,
cansado de no compartir las penas,
rodeado de mil y un escollos
que a solucionar nadie enseña...

Fortalece tu espíritu ante las caídas
descansando con quien te quiere amar...

Pues muchos temores nacen de la fatiga y la soledad...

22 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo novena: previsión

Cultiva la firmeza del espíritu para que te proteja de las adversidades repentinas...

Y allí estaba, tendido,
ante él, un enemigo,
muy complacido,
de verlo en aprietos.

¿Por qué había caído?
El otro parecía vencido,
mas, ultimo momento,
tropezó con improvistos...

Y ahora todo al revés,
se veía en grave peligro.
En su cuello, frío,
reposaba el mortal filo.

¿Estaba todo perdido?
Veía su arma lejos,
y una bota golpeaba
su estómago dolorido.

Oyó arriba un gruñido.
¿Le era ya la hora?
Se mueve con sigilo
buscando la otra...

Se levanta vibrando,
su cuchillo todo corta.
Su enemigo, sangrando,
en el suelo reposa.

¿Quién sabe que habrá en el camino?
No era ya un joven descerebrado
que se arriesga con solo un arma
a por tropezar acabar enterrado...

Cultivó la firmeza del espíritu para que le protegieran de las adversidades repentinas...

21 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo octava: cosas de la juventud

Abandonando con donaire las cosas de la juventud...

- Disculpe, perdón...

- Me parece un desaire
que me mires con respeto,
y te burles de mis años
tratándome de señor,
pues no sé que aparento
a tus ojos de menor,
pero es mi edad joven,
así como mi corazón,
y no hay tanta diferencia
entre tu y yo.

- Pero mi madre siempre
me inculcó educación:
con los mayores usa 
el usted sin excepción.

- ¿Mas que años tengo
a tus ojos de rapaz
para que con ese aplomo
no me quieras tutear?

- No sabría decirlo.
Supongo, los suficientes
como para que mi mente
le vea mayor.

- ¡No hay dolor!
Como vuelan los puñales
intentado demostrarme
que las canas me alcanzan
mientras tu las ves distantes.
¿Quieres acaso darme agobio
por sentirme ya viejales?

- Disculpe si le he ofendido,
mas, si puedo expresarme,
va siendo usted mayorcito,
¿no es hora de aceptarse?

Y aunque duela, a su tiempo,
acataré su sabio consejo...

Abandonando con donaire las cosas de la juventud...

20 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo séptima: los años pasan

Acata dócilmente el consejo de los años...

Me empujan siempre dos agujas,
marcando su propio tiempo
por diferentes etapas de mi vida
que a cada instante van muriendo.

Y me empujan y retienen.
Van rápido cuando dije lento,
o su velocidad me mantiene
queriendo yo aumentar mi tempo.

Cambiaron el biberón por juguetes,
y estos por mil y un trabajos.
La ropa, toda, la empequeñecen.
Mi actitud, con ellas, madurando.

No me dejan mirar atrás. Ni adelante.
Solo me dejan ser este concreto algo.
Da igual lo que se siente. Avanzo.
¿Un niño en un traje atrapado?

Y ya que no puedo pararlas,
seré al menos consecuente
con la lisura de mi cara,
o sus arrugas cuando lleguen.

Imposible es escapar al paso,
así que mejor sonreír alegremente,
pues hay alegrías para el joven,
y otras diferentes para el anciano.

Pues cada segundo que pasa es perenne...

Acato dócilmente el consejo de los años...

19 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo sexta: perenne como la hierba

Es perenne como la hierba...

La ilusión de las parejas
y el amor que enhebra
sus corazones alentados...

La desilusión de su ausencia,
y el dolor que genera
un corazón destrozado...

Las caricias que buscan
curar esas grietas
que la pérdida causaron...

Y el tiempo ocupado
con otras alegrías
mientras no estás enamorado...

Y cuando quieras darte cuenta,
con otro vuelco en tu pecho
el ciclo habrás retomado...

Pues en medio de todas las arideces y desengaños,
resurge siempre como el ave fénix,
susurrando que nunca se había marchado...

Es perenne como la hierba...

El despertar de Loggo

Loggo abrió los ojos.

Su pesado cuerpo era poco manejable. Falta de costumbre, quizá. Falta de cohesión, pues estaba compuesto, como luego percibió, por objetos heterogéneos, seguramente cogidos de los que cubrían todo el mundo.

Porque eso fue lo primero que percibió. Ese mundo, silencioso, cubierto de multitud de utensilios, cacharros y cachivaches. Veía un piano al lado de una vela de barco. Cerillas. Un imán desparejado.

Tardó algún tiempo en dejar de intentar identificar cosas entre el desorden para girarse, y verla a ella. Otra como él. Más definida. Metálica, sonriente. Tirada en el suelo, pero mirando hacia él. Como si jugaran a un juego, y él acabara de encontrarla en su escondite, para su regocijo.

El sonrío en respuesta, y empezó a hablar.

- Soy Loggo. ¿Quién eres tú?

Ella sonreía... pero no decía ni una sola palabra. Solo seguía mirándole...

- ¿Hola?

- ...

Siguió intentando hablarle un rato más, pero al final acabó renunciando, y se dedicó a investigar los alrededores...

Al día siguiente, Loggo volvió con ella. La saludó, sin recibir más respuesta que esa sonriente mirada. Le llevó un bonito collar que había encontrado, le dijo que la encontraba reluciente ese día, e incluso intentó hacerla reír, a pesar de que los robots no saben mucho de humor... Pero ella no respondía.

Los días pasaban. Loggo intentaba explicar por qué la robot no le hacía caso mientras paseaba por los sitios que ya conocía. "Quizá no le caigo bien", pensaba al pasar entre la zona de las pelotas de deportes. "Puede que no sepa hablar", se decía mirando una vieja pintura. "A lo mejor simplemente es tímida", reflexionaba mirando su reflejo en una cazuela...

Loggo dejó de acercarse unos días junto a ella, pensando que quizá si se iba ella lo echaría de menos. Nunca se alejaba mucho de la robot, así que le sería fácil encontrarle. Pero pronto se aburrió del escaso área en el que se movía, y nunca tuvo una dulce voz que lo llamase...

Un día, desde un enorme órgano, Loggo vio una enorme llanura llena de brillantes objetos, muy a lo lejos. Se quedó contemplando fascinado los colores y las luces, y sintió un gran deseo de estar allí. Cuando ya se estaba encaminando, una sonrisa y un par de ojos se le aparecieron de entre sus recuerdos...

Se paró en seco...

Y, pesaroso, dio media vuelta.

Al día siguiente, Loggo volvió a visitarla, sin éxito.

Y el tiempo siguió pasando...

Los días de Loggo se dividían entre la desesperación de sus visitas no correspondidas, las vueltas en círculos en paisajes más que memorizados y el hechizo de los colores. Se dio cuenta de que se movían, como alejándose... A veces se planteaba si no serían otros robots, como él. O quizá, simplemente, alguien capaz de charlar con él.

La frustración se apoderaba de él. Y un día, preso de una rabia contenida quizá demasiado tiempo, se acercó a la robot. Sus quejas retumbaron en la vajilla rota del este, las ruedas de coche del norte y las lavadoras del sur. Si en este mundo hubiera algún pajarillo, hubiera salido volando ante la pena y el dolor de sus palabras...

Pero la robot permanecía impasible. Como siempre había estado.

Loggo pasó varios días solo, meditando. Ni siquiera fue a mirar las luces. Solo pensaba, llevando sus engranajes al máximo, explotando sus circuitos como nunca antes. Intentando valorar si realmente lo que pensaba era la decisión correcta...

Al día siguiente, fue con ella...

- Oye... Yo... De verdad, quería conocerte. No se si te he molestado con algo... Pero nunca me hablas. Y yo... yo no puedo estar así. Querría conocerte a ti, a las luces... Pero si no me hablas, no puedo pedirte que vengas conmigo. Yo... Creo que esto es un adios...

Loggo se dio la vuelta, entristecido e ilusionado. Un rayo de sol reflejaba en su espalda, donde una llave de reloj, que lo mantenía en movimiento, brillaba con la calidez de un corazón que alguna vez amó.

Si te fijas cuidadosamente, quizá leas un nombre en la llave...

Eika...

Y mientras Loggo se iba, Eika, todavía inmóvil, seguía sonriendo.

18 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo quinta: desengaño

Pues en medio de todas las arideces y desengaños...

Oscuridad.

Silencio...

Eso es lo que busco
tirado en el suelo.

Paz...

Fuera...

Que nada me perturbe
de lo que me rodea.

¿Calma...?

¿Por dentro...?

Afirmar dicha cosa
no sería acierto...

Pues una vez más fui usado
por alguien que me decía
que era yo en todo el mundo
aquello que más quería.

Y aunque la calma añoro
algo en mi corrompe
lo que mi cabeza busca...
¿Quizá su nombre?

Y lloro lágrima invisibles,
pues las de verdad riegan
el suelo que me abraza
con un cariño que me niegan...

Mas al final, esperanzado,
a mi futuro me agarro...

En medio de todas las arideces y desengaños...

17 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo cuarta: amor cinico

Y no seas cínico en el amor...

Solo cabe la verdad
en el habla de corazones,
pues no hay mentira
en el decir de emociones...

Quien miente amando,
o ama mintiendo,
es esclavo de si mismo...
De su propio cinismo...

Pues amar no se intenta,
ni por pena ni por dolor.
O se siente o no se siente:
de no saberlo, es ilusión...

Y no hay dolor más agudo
que el que le provocas
a un corazón desnudo
cuando por error lo evocas...

Que a veces va, y viene,
y se va. Y no conviene
que se quede... ¿Y qué más da?
Si cuando lo dijiste lo fue...

Seré sincero en el afecto...

Y no seré cínico en el amor...

16 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo tercera: verdadero afecto

En especial no finjas el afecto...

Una sonrisa aviesa
entre palabrería
que pronto se gira
en intenciones perversas.

"Te quiero". 
Y es mentira.
"Te necesito". 
Lejos de mi vida.

Lo que presentas
como gran amor
no es más que
oscura intención.

Ladrón de cariño,
usurero de confianza...
Sonrisa de niño
con maldad mezclada...

¿Por qué finjes querer?
¿Qué pretendes con ello?
¿Falsa compasiva ayuda?
¿Intereses por tus besos?

Se sincero contigo mismo,
de la verdad se adepto...

Y en especial no finjas el afecto...

15 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo segunda: sinceridad

Sé sincero contigo mismo...

Vive siempre la mentira
en la casa de espejos rotos
por la incapacidad mía
de mirarme en él los ojos...

¿Acaso te escupe el reflejo?
Eso es lo que sucede
cuando él y tu mente
no te tienen a ti en acuerdo.

Porque a veces te engrandeces
y otras tantas te empequeñeces
y entre que creces y decreces
te empecinas con sandeces...

Y al final, eres tú...
Ni gigante ni pequeño,
ni salvador ni enemigo,
ni especial ni común.

Y por eso, que declame,
que declame el espejo
como soy, si no me veo,
para que entre en razón.

O quizá me pierda a una noble persona,
o la convierta en un patético victimismo...

Seré sincero conmigo mismo..
¿Bajo qué luz juzgar mis actos?

14 de septiembre de 2014

Desiderata vigésimo primera: pequeños grandes heroismos

La vida está llena de heroísmo...

En un tiempo sin dragones,
y donde no hay hazañas
que ocupen las canciones,
¿qué es un héroe?

Ya no hay espadas encantadas
ni cantos de hermosas sirenas.
Y solas se salvan las princesas.
¿Para qué un héroe?

Oxidadas las armaduras,
y colgadas ya las capas...
Mas en algunos rincones
las gestas aún son cantadas.

De gente que con sonrisas
su vida a otro dedica.

De gente que con bravura
se implica en sociales luchas.

De gente que con ternura
a los que lo necesitan ayuda.

Y de aquel que en su día a día
hace surgir la alegría

Pues hay nobles personas
que superan su egoísmo...

La vida está llena de heroísmo...

13 de septiembre de 2014

Desiderata vigésima: nobles personas

Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales...

Son luces de grandeza
que brillan con nobleza,
sosteniéndose con entereza,
sin alardear, con simpleza.

Luchan por cosas grandes...
Y hablan de cosas pequeñas
mientras hacen de su vida
una sucesión de heroicas gestas.

Manos en el desierto. Caritativas.
Creyentes en cada alma viva,
su propio ser empequeñecen
por personas que ni son amigas.

Y no compiten porque no necesitan
adelantar a los demás para llegar,
ya que la meta en si misma
es lo que buscan alcanzar...

Sin importar delante de quien llegar.

Pues hay gran virtud en este mundo...

Hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales...

12 de septiembre de 2014

Desiderata decimonovena: confía...

Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe...

No todo es lo que parece, y menos
en la poesía que escribo,
pues en cada verso hay un anverso,
hay verdades inconclusas

Incluso entre la gente, incluso la decente
encontrarás esa seguridad de que mienten,
de las palabras,amigas de la falsedad de la
que nunca reniegan,de la mentira.

Por eso...

¿Desconfías?

¿Y qué harás con la grandeza del mundo?

Pues cuando luce la luz de la verdad,
lo oscuro se hace totalmente claro,
y se manifiestan cual luceros
las bondades que hay en la vida.

Pues hasta el negro carbón,
con las fuerzas adecuadas,
se vuelve puro diamante,
resplandeciente, brillante...

¿Acaso es el mundo polar?
¿Positivo o negativo, imán?
¿O no eres grandioso
y a la par deshonroso?

Al final, tú decides tu salida,
a quien creer en cada momento,
mas a quien le des crédito
dáselo de forma limpia...

Desconfía de corazón, si quieres, pero ante todo
confía con tu vida... en ti mismo

Pues el mundo está lleno de engaños...

Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe...

11 de septiembre de 2014

Desiderata decimoctava: desconfía...

Pues el mundo está lleno de engaños...

NoTodo es lo que parece y menos 
en la poesía que escribo
pues en cada verso hay un anverso,
hay verdades inconclusas

Incluso entre la gente, incluso la decente
encontrarás esa seguridad de que mienten,
de las palabras,amigas de la falsedad de la
que nunca reniegan,de la mentira.

Por eso...

DesConfía:

Pues el mundo no está lleno de pocos engaños...

10 de septiembre de 2014

Desiderata decimoséptima: cauto

Sé cauto en tus negocios...

En la vida quien no corre
ve como ella le vuela.

¡Y no espera!

En la vida quien no asegura
pierde hasta la cordura.

¡Que locura!

En la vida quien se arriesga
triunfa o cae en la miseria.

¡Sin tintas medias!

En la vida quien fía a la suerte,
desnudo llega a la muerte.

¡De repente!

Y sin dejar de ser atrevido,
no dudes en actuar precavido:
pues los aciertos, se ganan,
pero los errores... se pagan.

Pues no quiero perder mis tesoros...

Seré cauto en mis negocios...

9 de septiembre de 2014

Desiderata decimosexta: un tesoro

Ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos...

A veces la oscuridad me invade...

Me siento perdido y a solas,
y ya no veo aquellas cosas
que eran madero entra las olas.

A veces me puede el cansancio...

Me pican los ojos de sueño,
de mi cuerpo no soy dueño,
me siento agotado y pequeño.

Y entonces no se a donde ir...

Busco letreros borrados
con los ojos entornados,
creyéndolos guías pasados.

¿Y que hago en ese momento?

Confío en que mi propio criterio
exponga bravío su magisterio
y resuelva todo este misterio.

Y funciona de repente.

Al final vuelvo a hallarme,
a mi mismo encontrarme
y al caminar encomendarme.

Pues lo es hasta más humilde convicción...

Ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos...

8 de septiembre de 2014

Desiderata decimoquinta: humildad

Por humilde que sea...

La vida transcurre en instantes
de pequeña grandeza,
que en tu existir se enhebran
y cada vez son más distantes.

Son como un collar elegante:
brillantes perlas
que relucen con fuerza,
buscando destacar en el colgante.

¿Mas que es el brillo en la luz?
Un suspiro entre gigantes...
Pues el único foco que reluce
en la oscuridad está expectante...

Porque destaca en la noche
una lastimera luz pululante
mas que mil y un neones
en la ciudad radiante... 

Y es tan reconfortante
la tibieza exultante
de aquel, aún constate
en su propio sueño vibrante...

Pues la grandeza reside
en hablar de cosas pequeñas
haciendo cosas grandes

Así pues, no olvides nunca tu carrera...

Por humilde que sea...

7 de septiembre de 2014

Guiado por las desideratas...

¿O guiándolas a ellas?

Desiderata decimocuarta: mi propia carrera

Mantén el interés en tu propia carrera...

Avanzo sin saber a donde camino,
si existe algo que por mi espera...
Un lugar, mi propio sitio.
Una persona, mi pareja...

Envuelto en mil actividades
y planeando otras tantas...
Sin saber si hay beneficio
en tratar de abarcarlas.

¿A qué futuro me dirijo?
Sin más, al que me da la gana...
No aquel que marque el destino,
sino el que mi propio yo señala.

Por duras que sean las dificultades,
haré aquello que me he prometido,
porque quiero ser, ante todo,
ser ante todo yo mismo...

Viajaré, estudiaré, trabajaré.
Jugaré, haré teatro, me enamoraré.
Seguiré escribiendo, como de crío
poemas que quizá nadie vaya a leer...

Porque al final a eso aspiro,
y por eso me esforzaré...

Y mantendré el interés en mi propia carrera...

6 de septiembre de 2014

Desiderata decimotercera: pasado + futuro = presente

Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes...

Tiene el tiempo tres partes:
aquello que ya he vivido,
aquello que esta pasando
y el futuro al que me dirijo.

Y tiene así tres representantes:
mis recuerdos pasados,
mis acciones presentes
y mis planes proyectados.

¿Dónde está la alegría?
En la dulce nostalgia,
la alegre actividad
y la ilusionada esperanza.

Mas de esas tres vertientes,
una hay que es dependiente...

El presente.

Puesto que el pasado atormenta
con los recuerdos del fracaso,
y el futuro nos inquieta
(incertidumbre, en este caso).

Así pues, para ser feliz,
he de recordar mis triunfos
con humilde alegría.

Así pues, para ser feliz,
he de tener gran ilusión
con el próximo día.

Y por eso, recuerdo sonriendo...
Y avanzo esperanzado...

Disfrutando de mis éxitos, lo mismo que de mis planes...

5 de septiembre de 2014

Desiderata duodécima: uno más

Pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú...

Por muy grande que sea mi triunfo
o muy heroicas sean las hazañas
que suenan en mil y una trovadas,
siempre seré superado por uno...

Mas eso no debería perturbarme,
pues por muy anodino que sea,
por inactividad o pura pereza,
siempre habrá alguien inferior...

Así pues, nunca destacaré...

Así pues, siempre destacaré...

¿Quién soy?

Pues por mucho que comparo,
siempre caigo en contradicción...

Siempre hay quien me pisa
y quien mis botas besa, 
da igual que cosa sea,
al final, es dicha y desdicha...

¿De qué sirve pues ser yo...?

Sonrío entendiendo.

Porque inferiores o superiores,
son todos diferentes por distantes,
ya que al final, como yo,
como yo exacto, no hay nadie.

Y precisamente por eso,
por no ser mejor que nadie,
por no ser que nadie peor,
merece la pena ser quien soy.

Por eso he de quererme, y no ser vano ni amargado...

Pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que yo...

4 de septiembre de 2014

Desiderata undécima: vano y amargado

Te volverás vano y amargado...

Si das buscando ser recompensado
Te volverás vano y amargado...
Si amas buscando ser amado
Te volverás vano y amargado...
Si para ascender vas a abandonarlos
Te volverás vano y amargado...
Si de ti mismo te has olvidado
Te volverás vano y amargado...
Si tus relaciones has descuidado
Te volverás vano y amargado...
Si tus sueños dejas de lado 
Te volverás vano y amargado...
Si de luchar te has cansado
Te volverás vano y amargado...
Si por miedo no has progresado
Te volverás vano y amargado...
Si algo ajeno has dado por sentado
Te volverás vano y amargado...
Si los para qués estás ignorando
Te volverás vano y amargado...
Si en comparar no das cejado...

Te volverás vano y amargado...

3 de septiembre de 2014

Desiderata décima: las odiosas comparaciones

Si me comparo con los demás...

Fracaso.

...

¿Esperabas algo?

Está bien, me explayo:

Si me comparo con el grande,
y me veo por él eclipsado,
mi moral se empequeñece
y me siento fracasado.

Si me comparo con el pequeño,
mi ego habré incrementado
y por falta de humildad
cometeré aún más fallos... 

(que no reconoceré...)

Y si me comparo al igual,
me sentiré plagiado
y pensaré que no soy
especial entre los humanos...

Así que sin más, no me comparo..
Ni al grande, ni al pequeño,
y menos al igual...
Pues compararse es fracasar...

Porque salgo perdiendo siempre...

Si me comparo con los demás...

2 de septiembre de 2014

Desiderata novena: bullicio en el espíritu

Ya que son un fastidio para el espíritu...

¿Quién camina con el alma pesarosa?
Pues mil obstáculos se superan
con determinación como única cosa,
y esta solo del alma nace...

¿Quién vive con el espíritu pesado?
Pues es viento ligero la vida
y aquel que esta por ello atado
es incapaz de vivirla...

¿Quien sonríe con lágrimas en el corazón?
Pues el agua todo lo borra
incluso lo que aportó la razón
en forma de máscaras tontas...

Alma, espíritu y corazón
son motores de tu vida
y para moverse necesitan
de tu valentía y tesón...

Busca la calma todos los días...

Y evita a los que te quiten las alegrías...

Ya que son un fastidio para el espíritu...

1 de septiembre de 2014

Desiderata octava: personas vendaval

Evita a las personas ruidosas y agresivas...

Las personas son como el viento.

Hay brisas agradables,
caricias refrescantes
que alegran el corazón
con su suavidad constante.

Hay vientos cálidos,
presencias reconfortantes
que traen paz y consuelo
en momentos preocupantes.

Pero también hay tormentas
provocadas por vendavales;
borrascas destructivas
capaces de descolocar pilares.

¿Tienes tiempo acaso
para conocer todos los vientos?

Yo me niego.

Busca mi corazón alegría
o formas de volverlo pensante,
huyo pues de la algarabía
que produzca pesar incesante.

Pues si algo tengo seguro
es que cada cual es responsable
del viento que ice sus velas
y sea el motor que lo levante.

Así pues, dedicaré mi vida,
tratando de no ser pedante,
a buscar a aquellas personas
que la hagan triunfante...

Pues aunque tienen historias que los explica...

Evito a las personas ruidosas y agresivas...

31 de agosto de 2014

Desiderata séptima: historias

También ellos tienen su propia historia...

A veces me sorprendo olvidando
el paso del tiempo. Preguntando
mil cosas absurdas, asociando
comportamientos, no razonando.

Porque todos tenemos un camino
único. Que creamos desde niños
al vivir. Que llamamos destino
sin pensar que es un desatino.

Porque todos somos como somos
por algo. Por un pasado lloroso
o sonriente. A veces tan dichoso
que duele verlo pesaroso...

Y las historias no paran nunca...

Y el amigo es tan desconocido
como un extraño. Breve descuido
en el que el contacto fue perdido
sin quererlo. Y un muro fue construido.

Las personas de cambiar paran
muriendo. Cuando de la vida se separan
sus deseos. Y el malvado cambia
y se vuelve valiente guerrero. Eso pasa.

Así pues, aparta de tu talante 
el prejuicio. Se constante
en escuchar. Sería preocupante
lo contrario. Volverse dogmatizante.

Pues hasta los torpes e ignorantes...

También ellos, tienen su propia historia...

30 de agosto de 2014

¿Puede llamarse amor si las dos personas tienen visiones diferentes sobre lo que eso es?

Desiderata sexta: torpe e ignorante

Incluso al torpe e ignorante...

"Fuera de mi camino,
no preciso de escucharte:
eres basto y torpe;
nada tienes que aportarme".

Y causas enfurecimiento,
quizá desdicha y pesar,
y no te creas que miento:
te acabas de equivocar.

Porque no naciste sabido
y tropezaste más de una vez
en aquellas cosas que ahora
obvias te puedan parecer...

¿Y sabes...?

Te ayudaron.

Con paciencia y cuidado
aportaron a tu vida
todas aquellas lecciones
que ahora das por aprendidas...

E incluso tus maestros,
a los que tanto admiras,
pecaron de ignorantes...

Y quizá al que hoy discriminas
por falta de sapiencia adquirida
sea mañana tu mayor baluarte...

No seas corto de miras,
pues todos pueden aportarte...

Incluso el torpe e ignorante...

29 de agosto de 2014

Desiderata quinta: oyente

Y escucha a los demás...

De nada sirve la respuesta
si no conoces la pregunta,
aunque creas saberla
mirando al que la formula.

Y hasta las mejores intenciones
pueden ser puñales hirientes
si las lanzas al aire
sin saber si se quieren.

No son más que películas.
Cosas sacadas de contexto
las que mirando deducías
sin escuchar al respecto.

Y no uses por pretexto
tu experiencia de vida...
Pues toda su validez
acaba en tu piel.

Porque al final la gente
se vuelca con el que oye
aunque no siempre eso
signifique que le apoye.

Solo sabe hablar el que escucha...

Y escucho a los demás.

28 de agosto de 2014

Desiderata cuarta: habla serena

Enuncia tu verdad de una manera serena y clara...

A los ojos de demás
solo soy dos cosas:
aquello que perciben
y lo que logre expresar.

¿Puedo controlar como me ven?
No, probablemente.
Y aunque pudiera,
no se si sabría agradarlos.

Y es que cada cual tiene
por norma concluyente
una forma de ver la vida,
pocas veces coincidente.

¿De qué sirve la mentira?
¿Ofuscar lo que se cree?
Serás pasto de su ira
si no hablas claramente.

¿En qué ayuda exaltarse?
De nada sirve darse al drama:
aquel que no pierde la calma
es al que oye la gente.

Solo te queda una salida:
se propiamente vehemente
y empuña como espada y escudo
aquello que realmente sientes...

Y aunque no agrades a todos,
confía en los que asienten,
puesto que están a tu lado
sabiendo quien tu eres.

Para abrir mis caminos
con la gente que me acompaña...

Enuncio mi verdad de una manera serena y clara.

27 de agosto de 2014

Desiderata tercera: relaciones

En cuanto te sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas...

En cuanto te sea posible...

Porque es necesario dedicar tiempo,
encontrar el momento,
y saber renunciar cuando es imposible.

Sin rendirte...

Contra la marea y el viento,
cuando sea el momento,
y sabiendo encontrar los límites.

Con todas las personas...

Porque hasta el que creías necio,
llegado el momento,
será el sabio que te ilumine...

Miro a mi alrededor y veo a mi gente...
Y entre cada uno y yo, un único puente
en forma de la relación que tenemos,
del vínculo que juntos nos mantiene...

Construido en el momento exacto.
Fruto de un esfuerzo consciente.
Abierto al que intentarlo quiere.

Por eso, en silencio me lo prometo...

En cuanto me sea posible, sin rendirme, mantendré buenas relaciones con todas las personas...

26 de agosto de 2014

Desiderata segunda: paz en el silencio

Y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio...

Una última sonrisa me despide del mundo que habito.
Un chao, un par de clics, cerrar los ojos... Y nada.
Nada queda cuando te vas de donde estabas...
Nada... salvo el silencio.

Todo lo cubre...

Las fiestas de velas apagadas...
Los sueños de los amantes en la noche...
Los llantos de los corazones olvidados...
A mi mismo, en este instante.

¿Qué nos asusta del silencio?
Quizá todo lo que dice...
Tu corazón en él rige...
Y te comunica todos sus deseos.

Sus temores más profundos...
Y los olvidados reproches...
Las alegrías de amores invictos
y las añoranzas de aquel que sufre.

Mas quien no le teme, encuentra alegría.
No alegría carcajeante. Alegría serena.
Alegría de ser quien uno es.
Alegría de respirar tu propia esencia.

Suspiro solo en la noche...
Y sonrío, sin importar lo pasado.
No me asusta que no haya ruidos...

Pues una vez he caminado plácido, entre el ruido y la prisa...

Pienso en la paz que puedo encontrar en el silencio

25 de agosto de 2014

Desiderata primera: camino plácido

Camina plácido entre el ruido y la prisa...

Es oro el tiempo que me protege
y que me destruye a cada segundo.
Soy perecedero. Fugaz en mi mismo.
Poco duradero, una mota en el viento...

Mas, ¿en que me ayudará la prisa?
Un esfuerzo de hormiga contra un gigante.
Absurdo. Irrelevante...
Me extingo con cada suspiro.

¿Debo morir porque moriré?
¿Debo dejar de andar mi camino?
No. Por eso lo digo.
Nada es tan importante...

No soy mas viento que una brisa...
No más. Ni más ni menos.
Y por eso mismo sonrío,
¿qué importa no llegar el primero?

Siento que el reloj me está riñiendo...
Pausa. Risa.
¿Llegaré acaso a donde quiero?
Y entonces creo que lo entiendo...

Camino plácido entre el ruido y la prisa...

Desiderata (no, este no es mío. Para nada. Es demasiado bueno)

"Camina plácido entre el ruido y la prisa,
y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.
En cuanto te sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas.
Enuncia tu verdad de una manera serena y clara,
y escucha a los demás,
incluso al torpe e ignorante,
también ellos tienen su propia historia.
Evita a las personas ruidosas y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás,
te volverás vano y amargado
pues siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera,
por humilde que sea,
ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos.
Sé cauto en tus negocios,
pues el mundo está lleno de engaños.
Mas no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe,
hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales,
la vida está llena de heroísmo.
Sé sincero contigo mismo,
en especial no finjas el afecto,
y no seas cínico en el amor,
pues en medio de todas las arideces y desengaños,
es perenne como la hierba.
Acata dócilmente el consejo de los años,
abandonando con donaire las cosas de la juventud.
Cultiva la firmeza del espíritu para que te proteja de las adversidades repentinas,
muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Sobre una sana disciplina,
sé benigno contigo mismo.
Tú eres una criatura del universo,
no menos que los árboles y las estrellas,
tienes derecho a existir,
y sea que te resulte claro o no,
indudablemente el universo marcha como debiera.
Por eso debes estar en paz con Dios,
cualquiera que sea tu idea de Él,
y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones,
conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida.
Aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos,
el mundo es todavía hermoso.
Sé cauto.

Esfuérzate por ser feliz".
El tiempo pasa. Como un vendaval arenoso. Erosiona las cosas que sobresalen, y todo lo iguala. Crea un sitio para cada cosa... Y claro, para el tiempo yo no soy una excepción.

¿Sabes? Me acabo de dar cuenta de que este doce no suspiré añorando. Y que este dieciocho no he llorado. Que la noche del dos al tres me sorprendió despistado... Porque al fin y al cabo, son simples números. Por mucho misticismo, por muchas ilusiones que quiera darle. O que le hubiera dado en un pasado que, a día de hoy, cada vez queda más lejos.

Este día no tiene nada que lo distinga de los otros. Es especial porque lo vivo, sin más. Y, aunque se que no debería, este día los recuerdos me han hecho dar la vuelta un segundo, para mirar atrás... Y caray, ha sido toda una experiencia ver que he tenido que entornar los ojos para poder ver de donde he venido. Que mis huellas se pierden en el horizonte, y que las realidades están tan asentadas que parece imposible que vengan de donde vienen.

Hace nueve meses y tres días, me pedí una cosa. Me prometí a mi mismo que iba a ser libre. Y creo que no voy mal. Miro todas las ataduras que he roto, me veo reflejado en el espejo de mis propias exigencias, y veo alguien diferente en mi mirada. Al fin percibo cosas en mis ojos. He visto amor, he visto dolor, he visto risa y he visto lágrimas. Los he visto brillar, apagarse y reencenderse con fuerza...

El primer amor, dicen, nunca se olvida. Y esa persona, aún no siendo la primera en muchas cosas, tiene ese título para mi. Aún cuando me olvide, aún cuando me evite, aún cuando me aleje de su lado...

...pero eso es todo. Nunca se olvida, pero termina. Y hace meses que eso terminó. No hay una niña de ojos de luna charlando con un sol dorado a la orilla de mi corazón. Todo eso son chácharas de poetas tristes, que suspiran y recogen sus versos con la ilusión de saber que alguien vendrá a inspirar unos nuevos, más intensos por ser presentes, más vividos por ser recientes... Y mucho más fuertes, por saberse perecederos.

No hay más secretos que contar. No hay más regalos que entregar. No hay puertas cerradas en busca de llaves, no hay objeto sin encontrar, no hay un viaje anhelado. El púrpura vuelve a ser un color, la complicidad se ha ido y, ante todo, ese brillo se ha alejado de mi vida.

¿Anacrónico? Quizá. Ya digo, han pasado meses. Un día y medio por cada uno que duró. Pero mi vida sigue, y tengo que llegar tan lejos como ella me lleve. Más aún. Y está claro que, por mucho que digan los poemas, no todas las señoritas vuelven.

7 de agosto de 2014

Felicidad es ser uno mismo con orgullo... En pasado, presente y futuro

6 de agosto de 2014

Cuanto mas aprietas, más resbala

3 de agosto de 2014



Ella se desliza y me atropella
Y, aunque a veces no me importe,
Sé que el día que la pierda volveré a sufrir
Por ella, que aparece y que se esconde,
Que se marcha y que se queda,
Que es pregunta y es respuesta
Que es mi oscuridad, estrella.

Ella me peina el alma y me la enreda
Va conmigo pero no sé dónde va
Mi rival, mi compañera, que está tan dentro de mi vida
Y, a la vez, está tan fuera, sé que volveré a perderme
Y la encontraré de nuevo
Pero con otro rostro y otro nombre diferente y otro cuerpo
Pero sigue siendo ella, que otra vez me lleva,
Nunca me responde si, al girar la rueda...

Ella se hace fría y se hace eterna
Un suspiro en la tormenta, a la que tantas veces le cambió la voz
Gente que va y que viene y siempre es ella
Que me miente y me lo niega, que me olvida y me recuerda
Pero, si mi boca se equivoca
Pero, si mi boca se equivoca
Y al llamarla nombro a otra
A veces siente compasión por este loco, ciego y loco corazón

Sea lo que quiera dios que sea
Mi delito es la torpeza de ignorar que hay quien no tiene corazón
Y va quemando, va quemándome y me quema
Y, ¿ si fuera ella?

Ella me peina el alma y me la enreda
Va conmigo... digo yo
Mi rival, mi compañera, esa es ella
Pero me cuesta cuando otro adiós se ve tan cerca
Y la perderé de nuevo, y otra vez preguntaré
Mientras se va y no habrá respuesta
Y, si esa que se aleja...
La que estoy perdiendo...
Y, ¿si esa era?, y , ¿si fuera ella?

... a veces siente compasión por este loco, ciego y loco corazón
¿era? ¿quién me dice si era ella?
Y, si la vida es una rueda y va girando y nadie sabe cuándo tiene que saltar
Y la miro... y, ¿si fuera ella? y, ¿si fuera ella?
Y, ¿si fuera ella?

29 de julio de 2014

Hacia tiempo que no me veía en la víspera de un viaje. Y me encuentro nervioso, inquieto. Realmente no se si es una idea genial o una locura, un paso místico-necesario o una ida de olla. Pero siento que debo hacerlo, y he decidido que afrontaré estos días con todas sus consecuencias.

Tengo la sensación de que no volveré. Que el yo que se va y el que va a regresar serán diferentes. Que encontraré la pieza que me falta...  O quizá todo eso no es más que un espejismo en mi mente para tratar de olvidar todas las cosas que me agobian de mi situación actual. Me voy sin saber si busco o huyo....

Espero que esto merezca la pena, puesto que, ahora mismo, es mi último cartucho.

22 de julio de 2014

Solo podré ser yo de nuevo cuando recupere la fe que he perdido

14 de julio de 2014

(En respuesta a otro poema)

Lo que te confunde y ensordece,
lo que te enmudece y estremece
no es la infinitud del Universo
sino lo finito de tu existencia.


Da igual el lugar del mundo
que escojas para esconderte
entre sombras, de ti mismo:
lo que te confunde y ensordece.


De nada sirve huir. En ti mismo
yace esa esencia de serpiente,
atadora y poco reconstituyente,
que te enmudece y estremece.


No te quieras engañar, camarada.
Lo que provoca en ti esa sensación
de horror, de terror incomensurable,
no es la infinitud del Universo.


Eres tu mismo quien te asustas.
Pues todo miedo nace de la mente
del que es incapaz de ser consciente
de lo finito de su propia existencia.


Lo que te confunde y ensordece,
lo que te enmudece y estremece
no es la infinitud del Universo
sino lo finito de tu existencia.

7 de julio de 2014

"Los errores, no se eligen. Para bien o para mal. Nada de esto es un error".

Es así de sencillo. Los tres grandes baches de este curso, volatilizados en una canción. No tengo absolutamente nada que perdonarme... porque nada de esto fue un error.

¡Grande, subconsciente!

Tengo una mala noticia
no fue de casualidad
yo queria que nos pasara
y tu y tu
lo dejaste pasar
no quiero que me perdones
y no me pidas perdon
no me nieges que me buscaste
y nada nada de esto...

Nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error
nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error

Los errores nos eligen
para bien o para mal
no falle, cuando viniste
y tu y tu
no quisiste fallar, aprendi
la diferencia entre el juego y el azar
quien te mira y quien se entrega
y nada nada de esto...

Nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error
nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error

Tengo una mala noticia
no fue de casualidad
yo queria que nos pasara
y tu y tu
lo dejaste pasar
no quiero que me perdones
y no me pidas perdon
no me nieges que me buscaste
y nada nada de esto...

Nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error
nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error

Los errores nos eligen
para bien o para mal
no falle, cuando viniste
y tu y tu
no quisiste fallar, aprendi
la diferencia entre el juego y el azar
quien te mira y quien se entrega
y nada nada de esto...

Nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error
nada de esto fue un error
oooh
nada fue un error

4 de julio de 2014

¿Qué es más sabio: ser feliz con lo que tienes o saber qué necesitas para ser feliz?

29 de junio de 2014

Es curioso pensar cuanto he cambiado para poder seguir siendo yo

27 de junio de 2014

La esperanza se puede encontrar en muchas sitios. En una llave. En un color. En la propia palabra. Pero, sobre todo, en el futuro.

26 de junio de 2014

Porque sé que volverás

Aunque sea lo más difícil,
y quizá ni sea lo mejor.
Porque quiero seguir queriendo.
Porque sé que volverás.

A veces las circunstancias
no nos dejan juzgar de plano
y acabamos decidiendo dudosos...
Aunque sea lo más difícil.

Y una vez tomada la decisión...
Llega esa enorme sensación
de trascendencia dudosa.
¿Habrá sido lo mejor?

Mas no puedo cambiar ahora.
El pasado ya pasó...
Y si hago esto este día
es porque quiero seguir queriendo.

Y no me tiro a la piscina.
Aunque tiemble mi confianza,
sigo teniendo una garantía...
Porque sé que volverás

Aunque sea lo más difícil,
y quizá ni es lo mejor, 
me voy para seguir queriéndote...
Porque se que volverás.

19 de junio de 2014

Perder algo perdido

Porque no hay nada más tonto
que temer perder algo perdido
y por culpa de esos miedos
dejar de andar tu camino

Entre esos errores de libro
que todos hemos cometido
hay uno que es gran desatino,
porque no hay nada más tonto.

No se trata de algo que digas,
ni una actuación desafortunada.
Es tan simple, y tan tontería,
como temer perder algo perdido.

Porque intentas proteger algo
que de tu lado ya se ha ido
y te olvidas de ti mismo
por culpa de esos miedos.

Así que déjate de monsergas:
hora de espabilar, amigo,
olvida lo que te preocupa
y vuelve a andar tu camino

Porque no hay nada más tonto
que temer perder algo perdido
y por culpa de esos miedos
dejar de andar tu camino

13 de junio de 2014

Quien tiene sombras detrás es porque tiene luz delante

12 de junio de 2014

Egorema

Si pudiera escoger escogería,
mas como no puedo, soy.
Y soy como soy porque soy,
y lo soy, quizá arrogante,
por ser quien fui y seré.

Un torpe patán egocéntrico,
dramático despeinado teatrero,
vago, cabezota y chapucero,
entre otros muchos defectos.

Trovador heroico que al viento ruge,
mi objetivo, ayudar al que sufre,
entendiéndote cuando mi mirada cruces

Disjunto conjunto de error y virtud
con aquellos que me disfrutan y padecen

Filo es dicho ente.


Para el cojón de tiempo que hace que no escribo un agorema y decido marcarme una fantasmada...

29 de mayo de 2014

Re: Carta a aquello que se añora

Querido yo,

Quiero decirte que, casi un año después, he recibido tu carta. Supongo que realmente no he cambiado tanto desde que me escribiste, porque una vez más, me encuentro añorando...

Si pudieras leerme, me gustaría darte esperanza. Decirte que llegará un punto en que esos problemas que te perturban dejarán de ser. Que te espera una etapa muy dura, casi eterna, y una fugacidad prácticamente perfecta. Que tus expectativas más infantiles se han cumplido. Que, seguramente, con tu visión de aquel entonces, yo debería ser prácticamente el hombre más feliz...

Por desgracia, me he dado cuenta de que es bastante probable que tú hayas sido más sabio que yo. Porque tú tenías esperanza, y yo he tenido que conseguirla de tus líneas. Tú tenías la realidad clara, y has tenido que recordármela. Que en el fondo me agarraba (y quizá me agarro) a esas cosas que tú identificaste, y que yo, hasta que te leí, no supe ver.

Si pudieras leerme, me gustaría que me dieras esperanza. Porque quizá necesito que te lleves la que tengo y me des la que conservo. Tú que tanto añoras, tú que sientes que ya no te queda nada que añorar, tú que al fin y al cabo eres un yo, se supone, más inexperto, tú eres quien debe aconsejarme. Decirme como lo hemos hecho hasta ahora. Porque a veces creo que, por dejar de añorar, olvido lo importante...

Por desgracia, al final esta carta nunca llegará a su destinatario. Quizá llegue a otras manos, espero que más expertas, que puedan entonar una carcajada nostálgica, sonriendo al pensar en este día, como yo sonrío al pensar en ti... Ya que, al fin y al cabo, los problemas pasados los vemos como granos de arena, y los presentes como pesadas piedras.

Si pudieras leerme, al final, te daría las gracias. Porque de una forma u otra... me has dado lo que necesitaba. Porque todo lo que preciso lo tengo ya, aunque quizá el problema es que me da miedo seguir el camino, por miedo a alejarme... Sin darme cuenta de que parado me aseguro lo que temo.

Pero por suerte... Al final siempre hacemos lo correcto. O al menos, lo mejor que sabemos hacer.

Gracias por tu carta. Créeme que la necesitaba.

Un saludo,

FF
Porque a veces la sabiduría consiste en darte cuenta de que hoy estás siendo menos sabio que ayer

23 de mayo de 2014

Lo mejor y más duro de la vida es que, pase lo que pase, ella sigue

20 de mayo de 2014

Por ella, por ella

¡Ay, por ella, por ella!

Cavar montañas y rellenar huecos
para poder allanar su senda.

¡Ay, por ella, por ella!

Desafiar a los elementos
sin miedo a las consecuencias.

¡Ay, por ella, por ella!

Buscar los mil argumentos
para poder convencerla

¡Ay, por ella, por ella!

Pelear contra todo y todos...
Todo... menos pelear contra ella.

¡Ay, por ella, sin ella!

19 de mayo de 2014

Tengo que ser fuerte

Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...

Aunque el viento haya dejado de secar
de mi cara las pesarosas lágrimas ardientes...

Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...

Aunque los colores que llenaban mi vida
se hayan desteñido en pálido verde...

Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...

Aunque a ratos llore mientras sonrío
sin dejar de lado tareas pendientes...

Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...

Aunque nadie me lo haya exigido,
pues en mi libertad he sido consciente...

Tengo que ser fuerte, tengo que ser fuerte...

Aunque me sienta débil por repetirlo
en un intento de hacerlo presente...

Tengo que ser fuerte.. 

Tengo.. que ser... 

Fuerte...

...

18 de mayo de 2014

Otro punto. Solo que este, por una vez, no es final

17 de mayo de 2014

No tengo ni puta idea de relaciones. 

Se que es un inicio que peca de soez y contundente, pero quiero que quede así de claro. No se NADA de relaciones humanas. Y cada día que pasa un poco menos. Así que es probable que esta entrada sea algo así como una de las estupideces más grandes que he escrito en este blog, pero os pido que entendáis el contexto que conforma mi enorme ignorancia.

Estos últimos días he tenido una tormenta de ideas, tanto propias como exteriores, acerca de las relaciones entre personas. Relaciones de amistad, relaciones entre hermanos, relaciones padre/madre-hijo, relaciones de pareja, relaciones laborales, relaciones académicas, relaciones profesionales, relaciones sexuales... Relaciones, relaciones, relaciones, relaciones. 

¿Qué he sacado en claro de todo esto?

Que somos gilipollas.

(Si, de soez, vulgar, y de contundente, casi tonto)

¿Qué se supone que tenemos en mente cuando nos relacionamos con los demás? ¿Estamos atontados o qué? ¿Por qué convertimos las relaciones en cargas, en fuentes de dolor, en heridas, en compromisos? ¿Por qué nos dejamos llevar por las exigencias y los mitos, consideramos hitos importantes la palabrería barata e ignoramos las obras evidentes? ¿Qué se nos pasa por la cabeza para romper las relaciones que nos fortalecen y reforzar las que nos destruyen día a día?

¿Por qué hemos olvidado como comunicarnos en la era en la que estamos a un golpe de tecla?

Estoy muy frustrado por darme cuenta de que yo también he caído en la dichosa trampa. Frustrado por ver que cometo los errores que, me dije, nunca cometería. Enfadado por ver que la gente sigue equivocándose en lo mismo una y otra vez, y que soy incapaz de aprender nada de los supuestos errores que veo y achaqué a los demás.

Pero no me hagáis mucho caso. Al fin y al cabo, no tengo ni puta idea de relaciones. Apenas se relacionarme con mi mismo y mi entorno, para cuanto más teorizar sobre nada.

11 de mayo de 2014

Restos

Era como una llave.
Fue su mejor acierto,
su sueño, su sustento,
de todo era la clave.

Era como el suelo.
Allí tenía sus cimientos,
su seguro ante el tiempo.
Quizá el único agarre.

Era como una droga.
daba vida y movimiento
y se los robaba al tiempo
¿Habrá quien la salve?

Era como un amor...
O si soy sincero,
restos, obra del viento,
de una obsesión distante

3 de abril de 2014

¡Feliz cumpleaños!

Me miras con mirada de reproche...
"¿Sabes qué día es?"
Miro el calendario...
¡¿Hoy es tres?!
¡¡¿No era mañana?!!
¡Qué estrés!

Y salgo de casa apurado...
"¿Y ahora yo que hago?"
No tengo nada preparado...
Será mejor improvisarlo...

Y rápido...

Necesito algo que le guste:
ni libros ni bombones,
(ni mucho menos ramos de flores),
nada hecho a mano
ni algo que ni quiera usarlo...
¡Qué difícil me lo pone!

Una idea se perfila:
quizá un complemento
y algo dulce de alimento
unido a un poema sincero
que excuse mi despiste
y colme sus sentimientos.

¡Probemos suerte entonces!

Sé que soy un desastre enorme:
un desordenado, despistado,
a veces muy poco considerado,
y tantos otros defectos
con los que causo tu desagrado...
...pero hay una cosa que es verdad:
que a pesar de los rifirrafes,
te quiero como a nadie,
igual que si fuera tu hijo,
igual que si fueras mi madre.

Porque te preocupas por nosotros,
eres divertida y elegante,
tus salidas son sorprendentes
y tu sonrisa reluce cual diamante.

Porque haces confortable
el hogar al que regresar,
y tras un largo día fuera
nos recibes con un "¿qué tal?"

Y aunque sea tarde y mal
déjame felicitarte
y simplemente desearte
que cumplas muchos más

Que para la próxima me acuerde...
¡Y perdón por mis desmadres!

Si es que madre solo hay una,
y no hay una como mi madre.
La persona adecuada hace las cosas que necesitas de forma espontánea

28 de marzo de 2014

De nombres cursis

24 de marzo de 2014

Del 20 de marzo al 23 de marzo

19 de marzo de 2014

Asusta menos que te juzguen por lo malo que has hecho que por lo bueno que has dejado de hacer

18 de marzo de 2014

¿Que qué valoro en mis relaciones? La complicidad

16 de marzo de 2014

¿Quién seré, seré? (Y III)

Aprovechando la coyuntura de eso que me cambio el nombre y tal, toca actualizar esa presentación que hice cuando me redefiní a Filosente .

Mi nombre es Ismael, pero mucha gente me conoce como Filo. Filo es algo más que un pseudónimo tras el cual navegar, es una declaración de intenciones de lo que me gustaría ser en la vida. "Filos" significa amigo en griego, y realmente me gustaría poder ser eso para la gente: alguien con quien hablar, con quien compartir, en quien confiar.

Nací el 22 de diciembre de 1993 en Galicia, y desde entonces he tenido la oportunidad de viajar en muchos sitios. Al momento de escribir estas líneas soy estudiante de ingeniería informática, con vistas a especializarme en desarrollo de videojuegos, una de las grandes pasiones de mi vida desde mi infancia. Soy torpe y despistado, aunque me considero inteligente y sensible. Disfruto con una buena conversación, haciendo estupideces con mis amigos, echando una partida, escribiendo, tocando algo en flauta/ocarina o simplemente pensando en las grandes cosas que conforman aquello que yo llamo mi historia, que no es otra cosa que mis recuerdos, mi mayor tesoro.

Soy un dramático-romántico con tendencia  a comerse la cabeza en temas que no deberían agobiarme, y es posible que eso lo veas mucho en lo que escribo en este blog, que no es más que un enooorme templo a mi ego. Me gusta pensar que hay una pequeña parte de mi historia en cada cosa que escribo, accesible solo para la gente que sea capaz de entender mis retorcidas metáforas.

Podría enrollarme mucho más, pero para eso ya tienes todo este sitio...

Soy Ismael.

Soy Filo.

Encantado de conocerte.

Filo

Ella me decía que tiene miedo porque se cierra una etapa. Y mientras hablábamos, me di cuenta de que realmente no estamos en puntos muy dispares. Realmente, yo también ando recogiendo para decir un "hasta siempre" a muchas cosas...

Dos meses y medio de año han bastado para romperme más esquemas que todo el año pasado junto. Podemos decir que me he enfrentado a algunos de mis mayores temores y he logrado sentir cosas que anhelaba con fervor... 

Aunque no solo he tenido cambios a nivel personal. Ya sabes como es eso de la vida: lo raro es lo que permanece. He podido ver evolucionar a mucha gente a mi alrededor, consciente o inconscientemente. Cambios esperados e inesperados, previsibles o sorprendentes, necesarios o demoledores.

Supongo que ahora que se acaba esta etapa soy más consciente de lo que hemos cambiado. Empiezo a ver más claramente que nunca cual es mi yo. Y, obviamente, va siendo hora de que hablemos de algo... Y es que ya no soy "Filosente".

Filosente: intento de adolescENTE de ser FILOSófo. FILOS + ENTE. Llevo mucho tiempo dándole vueltas a que con 20 años, más de media carrera sacada y con mi familia capaz de hacer chistes verdes en mi presencia ya no soy tan "ente". Pero me da mucha pena renunciar a un nombre que me ha marcado de una forma o de otra esta etapa de mi vida (desde que abrí el blog con 15 años hasta ahora). Mucha gente de mi entorno me llama más por Filo que por mi nombre, y la verdad es que me gusta. Despues de todo, "Filos" es "amigo" en griego... Y quiero seguir siendo amigo de mis amigos. Amigo de quien quiera serlo... Amigo de quien necesite un amigo, aunque sea solo para una conversación.

La etapa de Filosente se acaba. Tiene "deadline", como dirían los ingleses. Empieza en mi vida una nueva etapa de descubrir, de temer y de soñar. De terminar de soltarme de mis ataduras de niño, de mis ataduras de adolescente. De unirme al curso normal del mundo... De seguir aprendiendo cada día, sin dejar de caminar.

Damas y caballeros, mi nombre es Ismael, aunque muchos de ustedes me conocen como Filo. Un placer conocerles y espero que nuestra estancia juntos sea lo más grata posible para todos.

12 de marzo de 2014

¡No me olvides!

11 de marzo de 2014

La historia de la canción

"El poeta es un músico torpe con los instrumentos. Un músico vago". La cita no es exactamente esa, pero refleja una idea que me gusta: la historia de las canciones. Como una melodía sin letra puede ser la aventura más apasionante, o la tragedia más perturbadora... Porque la cadencia de las notas encierra los mismos secretos que los cuentos y las novelas.
Mi futuro son dos pares de ojos brillantes

3 de marzo de 2014

Mery es sueño (o de participar en la FicOnLan)

Sueña Mery con un poema que la enamore,
y vive con esa ilusión suspirando,
leyendo, desechando y censurando
esos versos que recibe de vándalos
que sus colores sacan, y la ofenden,
y sus puntos FICO en cero se convierten,
pues encandilarte, ¡modo héroe!
¿Quién hay que intente rimar,
viendo que ha de encontrarse
con tu negativa por malsonar?

Sueña Mery con galantes
que sus piropos le ofrezcan,
y sueña este friki con decirle
las palabras que ella espera.
Sueña el que a escribir se afana,
sueña al que escribir le aterra,
sueña incluso el que dormita
y, en conclusión, todos sueñan
con encandilar a la dulce Mery,
aunque ninguno realmente la entiende

Yo sueño que estoy ahí a tu lado,
con estas palabras cargado
y soñé que en otro estado
más caballeresco me vi.
¿Qué es Mery? Un Totoro
¿Qué es enamorarla? Una ilusión,
algo imposible, el final boss.
Y hasta el guiño más pequeño
es mejor que vivir entre sueños
que sin ti, ni sueños son.

22 de enero de 2014

Cuando juegas a un juego, gana no el mejor, sino el que mejor juega. Y eso no es injusto, porque, al fin y al cabo, él también fue el mejor. El mejor jugando.

16 de enero de 2014

Autocompadecerse es un lujo para el cual no siempre tenemos tiempo
Las cosas importantes no "van a pasar", están pasando

11 de enero de 2014

La gente que de verdad merece la pena es la que hace grandes cosas y habla de cosas pequeñas

9 de enero de 2014

Romance de la Ocarina del Tiempo

Siempre quise ser un héroe,
como aquellos, los que veía
en aquellos juegos de video
a los que suelo jugar, y solía.

Quería ser el fuerte guerrero
y a la magia rendir pleitesía,
ansiaba encarnar a ese jinete
que a la bella princesa salvaría.

Adoraba ser preciso arquero,
y la estrategia también me iba,
y que no dudara nadie de ello:
a fontanero también me metería.

Tantos papeles encarnables
cubrían mis dulces fantasías
de chiquillo alegre y alocado
que solo pensaba en tonterías.

Seré hoy contigo sincero:
uno de ellos aún pervivía.
Quiero ser verde guerrero
de valor, poder y sabiduría.

Sentir en mis manos la espada
que al mal repele al blandirla
o quizá portar en mis dedos
poderosas piezas de joyería
en formas de antiguos amuletos
que a su portador protegían...

No soy ya un niño pequeño,
no me taches de chiquerías,
pero entiende mi contento
al portar hoy su ocarina...

La ocarina que el héroe usaba
para controlar la noche y el día,
o que cuando las notas sonaban
los corazones calmar podía...

La ocarina que el héroe tocaba
para llamar a las fuerzas amigas,
en suplicante ruego, aliada Tiempo,
que más horas le concedería...

La ocarina que para el héroe era
símbolo claro de gran hombría,
pues la Melodía simbolizaba
el paso del tiempo de las niñerías...

Es la legendaria Ocarina del Tiempo
la que inspira hoy estas burdas rimas,
romance de un burdo y baldío bardo
a esta, la cerámica de coleccionistas...

Pasado y presente, futuro y melodías,
juegos antiguos y presencias queridas
doy las gracias a las Diosas de Hyrule
por el regalo que ellos dos me envían...

4 de enero de 2014

Gestión de infraestructuras de la cordura

Qué dulce es esta ironía,
que es la que hoy me inspira:
estudiante de informática,
asqueante de la electrónica...

¡Es la situación cómica!
Pues programar me chifla,
mas delante de una onda
me verás rendir pleitesía.

¿De qué me sirve la retórica
cuando tengo ante mi una fase?
¡Si cuando preguntas por desfase
pienso en una una noche caótica!

¿Fasores y transformadas?
Suena eso a nueva moda
pasada por alto por alguien
que tiene apuntes por chirona

¡Ay que dolor de cabeza
al ver que hay integrales
sin ser cajas de galletas
o personas ejemplares!*

Nada, me rindo, que le den,
los circuitos no son lo mío,
porque, ¿qué es eso de RC
aparte de un trapo subido?

Al menos me consuela
que el cinco ya te aprueba:
¡busquemos el raspado
para no repetir para el año!

(Y al primero que me diga
que debería estar estudiando
que piense que estas rimas
solo expresan mi desagrado
del que podría ser víctima
el que hicieran un comentario,
por preocupación o por vacile,
tan altamente desafortunado)



*Lo marco con asterisco porque NO es un error, es un absurdo juego de palabras

3 de enero de 2014

Lunática

Y se paró, sola en la noche
joven señorita de alta cuna.
Iluminaban sus ojos marrones
la luz blanca de la luna...

¿Qué era lo que la atraía
de aquella hermosa blancura?
Solo buscaba estar sola,
sin presencias inoportunas

"Háblame, oh tu luna
¿qué tienes que decirme?
¿Por qué en tu blanco reflejo
mi alma se desviste?"

Y se sintió una chiquilla tonta
al ver que la luna callaba,
¿qué le importaba al astro
lo que ella le preguntaba?

Mas cuando ya se estaba yendo
el reflejo le respondió
y de un blanco terso
a amarillo se tornó

"¡Oh, luna, eres un sol dorado!"
la joven exclamó
y una nube ocultaba
de la luna su rubor

Y hablaron toda la noche
la chica y la luna sol
brillaban sus ojos marrones
por la luz y la emoción...