23 de septiembre de 2014

Desiderata trigésima: temores

Muchos temores nacen de la fatiga y la soledad...

El niño que en su habitación llorar
temiendo al monstruo que le coma,
y el adulto que mira desconsolado
las facturas que su sueldo agotan,
o el trabajador que exhausto
ve que su jornada no le llega,
al igual que aquel que aislado
el conocer nueva gente le aterra...

Fuerte es el alma que nos habita
si fuerte es el cuerpo que la rodea,
mas si uno de los dos fallara,
todo el conjunto tendrá esa mella,
exhausto del camino costoso,
cansado de no compartir las penas,
rodeado de mil y un escollos
que a solucionar nadie enseña...

Fortalece tu espíritu ante las caídas
descansando con quien te quiere amar...

Pues muchos temores nacen de la fatiga y la soledad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario