27 de septiembre de 2014

Desiderata trigésimo cuarta: no menos...

No menos que los árboles y las estrellas...

Y el mundo gira inexorable...
Y a veces quiero detenerlo,
y grito de frustración sabiendo
que nada que haga puede pararle...

¿De qué sirve mi desgaste?
Soy diminuto e indefenso,
inofensivo, quizá molesto,
un niño entre gigantes...

¿Acaso mis acciones son importantes...?

Aunque desde otro lado...
Una mariposa creó un tornado...
Quizá usando su efecto,
el mundo se vea cambiado...

La clave está en hacer cosas grandes
hablando de cosas quizá irrelevantes.
Hacer los cambios globalmente
empezando en lo circundante...

Y quizá, con mis pequeños esfuerzos
por hacer del mundo un lugar mejor,
pueda desencadenar algo complejo
que supere con creces a su creador.

Aunque no lo creas, eres relevante:
del universo, eres una única parte...

No menos que los árboles y las estrellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario