21 de septiembre de 2017

Hace ya algún tiempo tuve una compañera que se expresaba de forma muy pasional. Ella decía, cuando trabajaba cómoda e ilusionada, que estaba "enamorada" de su trabajo. Se enamoraba de los proyectos, de los compañeros, de los jefes, de las gestiones, de los procedimientos... Siempre me hizo gracia como lo decía, aunque también es cierto que me ilusionaba ver a alguien tan feliz con lo que hacía.

A día de hoy, creo que puedo entender a que se refería. Hoy me siento enamorado de mi trabajo.

...

Pero eh, como todos los amores, ¡hay que tratar de evitar que te absorba!

20 de septiembre de 2017

Da igual lo preparado que estés, la vida siempre sorprende

8 de septiembre de 2017

Carta a quien no volverá

Hola,

No creo que vayas a leer esto. Sé que es el resultado más probable... y cada vez que lo pienso, se me cae el alma a los pies.

Soy consciente de que me odias. Aunque no fue mi intención, te hice mucho daño. Aunque intenté explicarme, no logré conseguirlo, y siento que de todas mis palabras solo quedaron las que podían herirte más. Y por todo eso, cuando quise intentar tender lazos de nuevo, ya era demasiado tarde.

Ambos hemos seguido viviendo nuestra vida. No sé que habrá sido de ti, y deduzco que tú tampoco tienes idea del camino que he recorrido. Muchas veces he pensando en intentar una vez más acercarme a tu senda, pero te hice una promesa que no pienso incumplir.

Y duele. Vaya si duele.

¿Sabes? Después de perder a mi abuelo, pensé que estaba más preparado para soportar este tipo de situaciones, pero no es cierto. Es nuevo para mi que alguien no esté en mi vida por decisión propia después de haber compartido tanto como he compartido contigo. Me cuesta asumir la situación, y aunque me he comprometido a respetar tu decisión... En el fondo, no soy capaz de gestionarlo de forma adecuada.

Ojalá las cosas fueran distintas. Ojalá pudiera tenerte en mi vida, como una amiga, y poder hablar de todo como hablábamos cuando salíamos. Ojalá pudiera ver como consigues tus metas, conquistas tus miedos, rompes tus prejuicios y alcanzas la felicidad. Ojalá pudiera ayudarte en los momentos en los que te pudiera hacer falta, recordarte lo muchísimo que vales y hacerte reír llorando una vez más. Y ojalá, egoistamente, ojalá tú representaras eso mismo en mi vida.

No quiero olvidar, ni tergiversar mis recuerdos. Solo estoy buscando una forma de lidiar con ellos, porque los dos tenemos que seguir hacia delante...

Aunque cada vez que pienso que nunca vas a leer esto, el alma se me cae a los pies.

Con cariño, y deseándote lo mejor,

Isma

4 de septiembre de 2017

A veces toca hacer el canelo,
medio en broma, medio en serio, 
y enfrentar nuestros prejuicios y miedos.

3 de septiembre de 2017

Leído en una boda

Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios 1 Co 12, 31-13, 8a

Hermanos:

Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor.

Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos platillos que aturden.

Ya podría tener el don de predicción y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener una fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada.

Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad.

Disculpa sin límites, cree sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites.

El amor no pasa nunca.

31 de agosto de 2017

Desiderata cuadragésima segunda: ¡Paz, por favor!

Conserva la paz de tu alma...

Todo mi cuerpo está en tensión,
en espera de una señal.
No cejo de mirar el reloj por
si ha llegando el momento,
incluso cuando se que no es hoy.
¿O quizá pasará, al final?
No tengo suficiente información.

Rodeado por el ruido.
Un decibelio me separa de la locura.
Incluso el más mínimo ruido
derivará en un tenso gañido.
O quizá consumirá mi escasa cordura...

Entre gente entregada al estrés
solo trato de no unirme a la marabunta.
Todos entregados a sus errores
rezuman mal rollo a cada disputa.
Entre todos estos clichés
Solo puedo pensar...

¡Boberías! ¡Basta!
¿A que aspiramos viviendo así?
¿Sabéis el tiempo que perdemos
tratando de arreglar los entuertos
a los que la mala actitud dio nacimiento?

Ya lo he dicho.
Aaarrrghh...

Luchar por no perder la calma...

Y conservar la paz de mi alma...

23 de agosto de 2017

“Amamos lo que amamos. La razón no entra en juego. En muchos aspectos, el amor más insensato es el amor más verdadero. Cualquiera puede amar algo por algún motivo. Eso es tan fácil como meterse un penique en el bolsillo. Pero amar algo a pesar de algo es otra cosa. Conocer los defectos y amarlos también. Eso es inusual, puro y perfecto.”


― El Temor de un hombre sabio (pag.73) - Patrick Rothfuss

15 de agosto de 2017

Desiderata cuadragésima primera: Fiesta nocturna

En la bulliciosa confusión de la vida...

Me estiro en un sillón
de una casa conocida.
Jolgorio a mi alrededor.
La fiesta aún no termina.

Tiene cada habitación
un ambiente diferente.
No todos de mi devoción,
pero la gente se divierte.

Los recorro, y me uno
a lo que hacen los presentes.
Pasamos este tiempo juntos
mientras las horas crecen.

Para cuando haya salido el sol,
recogerán los supervivientes.
Alguno, en medio del sopor,
van diciendo cosas incoherentes.

Y cuando vuelvo a mi casa
(más dormido que consciente)
sonrío. Ha sido divertido.
¿Dónde y cuando la siguiente?

Pues una de mis aspiraciones es vivir estas alegrías.

En la bulliciosa confusión de mi vida.

29 de julio de 2017

Desiderata cuadragésima: objetivos

Y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones...

Quiero dedicar mi vida laboral
a ser desarrollador de videojuegos,
ser arquitecto de mundos de ensueño
que acojan a mayores y jovenzuelos
y me permita ganarme un jornal.

Quiero dedicar mi vida personal
a aquellas personas que quiero:
familia, amigos, amantes. Todos ellos,
los que me llevan de mi mundo al real.

Quiero dedicar mi tiempo libre
a todo el resto de cosas
que este blog describe.

Oh, y ser feliz...
(El orden fue un desliz...)

Y a esto me ocupo y mantengo.

Y si Él no lo aprueba, no busco que me perdone...

Mi vida son estos trabajos, sueños y aspiraciones