9 de agosto de 2012

¿Quién seré, seré? (II)

Cuando empecé a escribir el blog, en octubre del 2009, escribí una entrada en la cual me presentaba. Han pasado casi tres años y trescientas entradas desde entonces... así que creo que es hora de presentarme de nuevo.

He tenido muchos nombres, y muy diversos, para referirme a mi mismo en la red. A día de hoy se me conoce mucho como Filosente, Ásylo o Anemos, pero cuando empecé en esto me hacía llamar Mastergbdas.

¿Quién soy ahora? Soy Ismael, adolescente de la generación de los 90 (del 93, para ser exacto). Un estudiante de ingeniería informática, friki de los videojuegos, flautista/gaiteiro por hobby, humorista frustrado, escritor por aburrimiento,  enamorado del amor. Me gusta la poesía como medio de expresión, los misterios en mis escritos y pedirme un Bitter Kas cuando salgo para disfrutar de su peculiar sabor y de las expresiones de la gente. Escucho canciones que horrorizarían a muchos. Tengo una visión peculiar de muchas cosas, que no dudo en transmitir a aquellos que tienen la suficiente falta de cordura como para escucharme. Me gusta leer, aunque ahora lo hago poco, y no soy demasiado deportista. Disfruto de una buena charla, tanto en broma como de temas profundos, en compañía de aquella gente que sea capaz de no perderse en mi enrevesada forma de decir las cosas.

Filosente empezó como un lugar en el que escribir cosas de mi día a día, especialmente temas de filosofía (cuando estudiaba esa asignatura) y cosas que me hacían gracia, inspirado en el blog de un amigo. Escribía mucho aprovechándome de las tachaduras (como esta) para hacer algo de humor (barato en muchos casos, para que engañarme). Ahora me río con un poco de vergüenza ajena de aquellas cosas... ¡como ha cambiado mi percepción desde los quince años! Porque Filosente pasó de ser un blog a ser una etiqueta de una etapa de mi vida... algo que ha dado el salto desde la red y ha acabado ligándose a mi yo real.

Podría escribir muchas más cosas de mi, y de mi persona, pero reconozco que la prepotencia y el egocentrismo son defectos de mi carácter, así que me cortaré ahora que estoy a tiempo... Además, para saber quien soy, tiene detrás de esta nada menos que 302 entradas que giran en torno a mi... Y es que este blog, en el fondo, no es más que un templo de adoración a mi inflado (aunque bajo control) ego.

Si a pesar de esta carta de presentación tienes algo que contar, añadir, preguntar o corregir, estaré gustoso de recibirte en mi correo (filosente@outlook.com). Aunque ten en cuenta algo: ¡responderé! ¡Y es una amenaza!

Tras tres años de lo que ha sido mi proyecto más longevo, abro aquí la puerta a... ¿otros tantos? ¡Quién sabe! Mientras me sienta un poco filósofo y un poco adolescente... seguiré siendo Filosente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario